ENDODONCIA

Endodoncia
Endodoncia

Es la especialidad odontológica enfocada en la parte interior de los dientes, dirigida a tratar patologías de la pulpa (comúnmente llamada el nervio). La pulpa dental se encuentra en el interior del diente y está rodeado por tejido duro – dentina – siendo responsable de la nutrición y sensibilidad dental por medio de los vasos sanguíneos y nerviosos.

Los síntomas de un problema de endodoncia son, dolor espontáneo, sensibilidad prolongada al frío y / o calor, dolor al tacto y uno de los más comunes puede ser la presencia de un absceso o una fístula (pequeña bola de pus en la encía). En los casos de necrosis o inflamación irreversible de la pulpa dental, la endodoncia (tratamiento de conducto) es la única solución para salvar el diente y evitar otras complicaciones.

ELIMINACIÓN DEL TEJIDO PULPAR

  • El primer paso en el tratamiento de endodoncia consiste en la extirpación de la pulpa infectada o necrosada.
  • Desinfección: los conductos son debidamente desinfectados con el fin de eliminar todas las bacterias.
  • Obturación: se llenan con gutta-percha y sellador.
  • Restauración: el diente se restaura de tal manera que vuelva a adquirir la apariencia natural.

Puesto que la duración del tratamiento endodóntico depende de varios factores, en aquellas situaciones en las que no es posible llevar a cabo el tratamiento completo en un solo cita, se coloca en la abertura una obturación provisional con el fin de proteger el diente entre las citas.