ORTODONCIA

Ortodoncia
Ortodoncia
Ortodoncia

La mala posición de los dientes o la maloclusión pueden ser hereditarias o adquiridas, ya sea a causa de hábitos erróneos (el uso prolongado del chupo o chupar el pulgar, interposición de la lengua, respiración oral) o debido a la pérdida temprana de los dientes de leche o de los dientes permanentes, así como de otros factores en los que el paciente pueda tener espacios entre los dientes o dientes apiñados, sobremordida (los dientes superiores cubren la mayoría de las inferiores), mordida abierta (los dientes superiores e inferiores casi no se tocan) , mordida cruzada etc.

En MALO DENTAL contamos con una gran gama de soluciones de tratamiento en ortodoncia, fijos o extraíbles. Los aparatos fijos, que pueden ser totales o parciales, se componen de soportes interconectados, hay aparatos metálicos, cerámicos «del color del diente» y apoyos linguales (lo que tiene un efecto estético muy satisfactorio, ya que se colocan en la parte lingual de los dientes), en MALO DENTAL te ofrecemos paquetes especiales enfocados en excelentes resultados en el menor tiempo posible.

Algunos pacientes tienen problemas dentales complejos que requieren que la ortodoncia deba combinarse con otro tipo de intervenciones como la cirugía, endodoncia, restauraciones, implantes o tratamientos periodontales. En estas situaciones, el plan de tratamiento se planifica con un enfoque multidisciplinario que involucra varias especialidades.

El tratamiento de ortodoncia en adultos se ha ido convirtiendo en una práctica habitual, ya que permite la rehabilitación oral en profundidad, dando un mejor enfoque para la colocación de implantes y coronas, lo que permite no sólo un mejor resultado estético, sino también una mayor duración de la rehabilitación llevada a cabo.

ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR

En algunos casos, el tratamiento de ortodoncia previene las complicaciones en la articulación temporomandibular (la articulación que permite la unión de la mandíbula al cráneo, para ser precisos, con el hueso temporal) y que puede ser el origen del dolor crónico de cabeza, cara, cuello o inclusive las orejas, así como mareos, náuseas y limitaciones al abrir y cerrar la boca.

ANTES Y DESPUÉS